domingo, 20 de enero de 2013

LAS BODAS DE CANÁ


Las Bodas de Caná
1 Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús. 2 Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos.3 Y no tenían vino, porque se había acabado el vino de la boda. Le dice a Jesús su madre: «No tienen vino.» 4 Jesús le responde: «¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora.» 5 Dice su madre a los sirvientes: «Haced lo que él os diga.»
6 Había allí seis tinajas de piedra, puestas para las purificaciones de los judíos, de dos o tres medidas cada una.7 Les dice Jesús: «Llenad las tinajas de agua.» Y las llenaron hasta arriba. 8 «Sacadlo ahora, les dice, y llevadlo al maestresala.» Ellos lo llevaron. 9 Cuando el maestresala probó el agua convertida en vino, como ignoraba de dónde era (los sirvientes, los que habían sacado el agua, sí que lo sabían), llama el maestresala al novio 10 y le dice: «Todos sirven primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el inferior. Pero tú has guardado el vino bueno hasta ahora.» 11 Tal comienzo de los signos hizo Jesús, en Caná de Galilea, y manifestó su gloria, y creyeron en él sus discípulos. 12 Después bajó a Cafarnaún con su madre y sus hermanos y sus discípulos, pero no se quedaron allí muchos días. (Jn. 2,1-12)




María está presente en el primer milagro y también en la cruz. Con evidente intención, varios rasgos se corresponden en las dos escenas.

¿Que tengo yo contigo mujer? además de Madre y a pesar de entender, no haber llegado su hora, accede  y lo toma como la señal de que es el momento, el señalado por la nueva Eva "la madre de los vivientes", como el momento indicado. La hora de Jesús, es la de su glorificación siendo esta boda de Caná un anticipo de las Bodas del Cordero.
Es una boda muy especial como habrán podido entender los lectores, trasciende de ser una boda local sita en Caná (Galilea) para convertirse en una boda universal en la que todo el género humano está invitado. El padre del novio es el que extiende las invitaciones, nuestro Padre Celestial, nadie viene a mi si mi padre no le atrae, dice Jesús; Jesucristo, el Salvador del mundo; La madre de Jesús ya estaba allí, es la primera invitada y porque dio el si al arcángel Gabriel, fue que se pudieron celebrar las bodas. Es también la intercesora del género humano; el vino agotado en la boda representa al pueblo de Israel anclado en la Ley y falto del amor misericordioso, el que ama cumple la Ley dice Jesús; el número 6 es la imperfección, las tinajas vacías el Antiguo Testamento, que junto el maestresala representa la transición del Antiguo Testamento al Nuevo Testamento, tinajas llenas rebosantes de agua. El vino bueno es el Amor trascendental que procede del agua por lo tanto es el Espíritu Santo, el Espíritu de Amor. El maestresala, San Juan Bautista, el primero que se llena de él en el vientre de su madre y bautiza a Jesús con agua y le proclama "El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" el último profeta que abre paso al hombre nuevo representado por el Hijo del Hombre, El esposo Cristo resucitado, por eso decía Jesús que no había llegado su hora y en la esposa se produce un efecto de multiplicidad, ella representa al género humano; es decir a cualquiera de los invitados que bebe del vino bueno.Entre los invitados, Andrés,Simón Pedro,Felipe y Natanael, que acompañan a Jesús en las bodas de Caná, son los primeros discípulos, de ellos parte la iglesia de Jesucristo, siempre muy cercana y en compañía permanente de Jesús. El proceso se completará con su Resurrección y la venida del Espíritu Santo. Pero además hay mas invitados, personas que no tienen la procedencia en los apóstoles, para estos si beben del vino bueno, igualmente serán esposas, se produce una conversión ya que Jesucristo es el Salvador de la Humanidad y también son invitados del Padre. Las tinajas de piedra puestas para la purificaciones de los judíos, significa que no han tenido antes otro contenido, siempre llenas de agua y limpias para ese fin, estas tinajas representa el alma que ha sido purificada y perdonada de toda falta en la persona y que ha quedado presta para recibir el Espíritu Santo.

1 comentario: